22 de mayo de 2024

Filo, maestra de Infantil

Hoy nos toca conocer a una de las profesoras que lleva más tiempo en nuestro cole. Lo sabe todo y lo recuerda todo, porque lleva toda su vida formando parte de esta gran familia del Buen Consejo. Por eso, quiere al cole a rabiar y, por supuesto, no se lo toques porque trabaja y lucha por él como una madre por su familia.

¿Quién no conoce a Filo? Sólo su nombre marca la diferencia. Persona entrañable, firme en su trabajo, de apariencia fuerte marcando las normas, pero en el fondo, puro corazón. La desestabiliza un abrazo, un recuerdo entrañable, unas risas, un gesto improvisado, un “te necesito” o un “te quiero”… La queremos todos en el centro y hoy nos comparte un trocito de su vida. Gracias compañera, amiga, hermana.

¿Cuál es tu nombre? Filo, ustedes saben que me llamo Filomena pero a mí me gusta que me llamen Filo

¿Dónde naciste? En Santa Cruz.

Sabemos que llevas muchos años en el cole, cuéntanos tu historia de cuando entraste y con quién viniste. Pues mira, mi historia es muy larga en este colegio. Yo estaba en otro colegio y cuando cumplí 6 años y mi hermana 3, mi madre nos matriculó en el Buen Consejo, entonces mi hermana empezó en Infantil y yo en Primaria. Antes no había secundaria, cursé desde primero hasta octavo y después pasé al instituto, pero yo nunca me desvinculé del colegio porque mi hermana seguía aquí porque era más pequeña que yo. Y más tarde entró mi hermano. Yo seguía conectada al colegio porque hice más cosas: venía a los grupos de fe, trabajé en el micro (antes había transporte escolar), en el comedor y luego, me hice profesora con la ilusión de trabajar aquí. Para seguir con la saga familiar mi hija también estudió aquí, mis dos sobrinos y mis dos sobrinas también. Entonces, toda la vida he estado conectada afortunadamente al centro y todavía no me he ido, empecé con 6 años y ya tengo 55 y todavía sigo en el colegio.

Cuando piensas en tu infancia, ¿qué recuerdo te viene a la memoria especialmente? Mira, tengo muchos recuerdos, sobre todo, recuerdos aquí con mis amigas, porque yo venía como ustedes por la mañana y me iba por la tarde, comía en el comedor y jugábamos en el patio de círculos. Había un patio grande nada más con un techito para cuando llovía y ahí nos poníamos a jugar al fútbol, al brilé, aunque también teníamos un patio techado donde hoy es el gimnasio. ¡Me lo pasaba muy bien! Otro recuerdo que tengo muy bueno es con mis primos que vivían en La Esperanza y yo cada vez que había vacaciones o los sábados y los domingos, iba a las fiestas con ellos, con mi hermana, mi hermano era chiquitito todavía y hacíamos excursiones.

Háblanos de tu familia. ¿Estás casada? Sí. ¿Tienes hijos? Sí, una niña, Carla, bueno una mujercita. ¿Hermanos? Tengo dos, mi hermana que se llama María del Mar y mi hermano que se llama Carlos Ruimán.

Como estudiante eras… Me costaba mucho estudiar, pero era muy constante y trabajadora , me costó mucho sacar el instituto más que la carrera. Fue difícil y muy duro, pero estudiaba todo lo que podía, si suspendía seguía y seguía, y al final, saqué la carrera después de tanto esfuerzo, pero valió la pena.

¿De dónde nació tu vocación de maestra? Siempre me han gustado los niños, me gustaba mucho ayudar a los demás y enseñarles lo poquito que sabía, ahora que sé un poquito más sigo en el empeño de hacer mejor mi trabajo, que me gusta mucho. Pues de ahí nació mi vocación.

Antes de ser maestra, ¿tuviste otros trabajos? Sí, yo solo he trabajado en este colegio, primero como señorita del micro que es las que van ayudando a los chicos a sentarse y controlar que vayan adecuadamente durante el trayecto, como dije antes, el colegio tenía transporte escolar que yo usé también cuando era pequeña. Después trabajé en el comedor y de cuidadora, le servía la comida a los niños, no era como ahora, era de otra forma, y los cuidaba en el patio.Y por último, me hice maestra y no he trabajado en otro sitio sino aquí.

¿Cuántos años llevas dando clase? Veintinueve.

Si no hubieses sido profesora, ¿qué te hubiera gustado ser? Me hubiese gustado ser trabajadora social o enfermera, lo que pasa es que como me dan miedo las agujas, pues entonces no lo hice.

Descríbete con tres adjetivos: Empática, me gusta ponerme en el lugar de otros, habladora porque me gusta hablar con los niños y cariñosa con las personas.

Algo que te enfade: Las mentiras, si por lo que sea hiciste algo mal o me dijiste una cosa y era otra, prefiero que me digas la verdad a que me mientas.

Algo que te dé vergüenza: Es que, en verdad, algo que me dé vergüenza yo creo que nada, creo que a lo mejor hay algo, pero ahora no se me ocurre nada que me dé vergüenza.

Algo que te llene de orgullo: Trabajar aquí porque el colegio ha formado parte de mi vida desde que soy pequeñita y además, trabajar con compañeras que también fueron alumnas.

¿Cuáles son tus hobbies? Me gusta ir a zumba, leer, ver series sobre todo con mi familia, caminar también, no es que camine siempre pero me gusta caminar.

Lugar de tus sueños: Roma.

Lo mejor que te ha pasado en la vida: lo mejor que me ha pasado en la vida, es mi hija.

Un sueño que quieras ver cumplido: Ir a Roma, que no he ido.

Una persona a la que admires y haya influido mucho en tu vida: Una persona que yo admiré, era a Sor Carmen, ella estuvo de directora en el centro cuando yo estaba en octavo, ella me dio clase, mantuve la relación con ella y gracias a ella estoy dando clase. Pero no puedo dejar de nombrar a mi madre, ella ha sido mi referente de mujer luchadora, que antes las adversidades, se creció para sacar a sus hijos adelante. Mujer cariñosa, sensible y muy buena persona.

¿Qué mensaje gritarías al mundo? Un mensaje que gritaría al mundo es que hubiese igualdad entre las personas, que ninguna esté por encima de otra, que todas seamos iguales. Yo sé que eso es imposible, pero bueno si todos lo intentáramos, algún día lo conseguiríamos.

¿Estás contenta con tu vida? Sí. ¿Eres feliz en el colegio? Muy feliz, es que el colegio es mi vida junto con mi familia, el colegio me ha visto crecer, conseguir mis sueños, en él me casé, en él he reído y también he llorado, aquí tengo mis mejores compañeros y amigos… Toda una vida.

¿Hay alguna pregunta que te hubiese gustado que te preguntáramos? Me hubiese gustado que me preguntaran por la relación que tengo con los profesores del colegio, pero les cuento de todas formas. La relación que tengo es muy buena, me gusta venir a trabajar, estoy contenta en el colegio, con los alumnos y las familias también.

Reporteras