Historia

El Colegio «Nuestra Señora del Buen Consejo» de la Laguna (Tenerife), forma parte de la vida y actividad educativa de la Congregación de Franciscanas de Ntra. Sra. del Buen Consejo, fundada en 1896 (14 de febrero) por la catalana Mª Teresa Rodón Asencio. Comenzó su andadura como Congregación religiosa en Astorga (León).

La Fundadora, fue una de las mujeres fuertes en el espíritu y seguras de caminar al son de la guía del Espíritu Santo. Como buena seguidora de San Francisco de Asís, tiene muy presente su lema hecho vida: “Paz y Bien”.

Su vida estuvo llena de dificultades desde su infancia, pero las afrontó apoyada en la fe y, con la esperanza de repartir y dar a conocer el amor y la misericordia de Dios en la sociedad de su tiempo.

La educación fue uno de los pilares en los que fundamentó sus servicios. La atención a los niños/as en todas sus necesidades, fue el camino que se propuso recorrer como respuesta a la llamada de Dios.

La Congregación siguió el proyecto emprendido por su Fundadora. Siempre ha tenido especial predilección por la atención a la infancia y juventud.

Características especiales propias del carisma de la Congregación son:

  • La sencillez, familiaridad y alegría franciscanas,
  • La devoción a la Virgen bajo la advocación de “Buen Consejo”
  • El empeño por la igualdad, entendida como no discriminación en el sentido amplio de la palabra: raza, nivel económico, sexo, religión, cultura, … etc.
  • La dedicación y entrega a la persona, especialmente a los más necesitados, niños y mayores.

La Madre Teresa Rodón Asencio, muere joven (40 años) y muy pocos de fundación, pero su obra continúa por sus seguidoras, religiosas que, con vocación y entusiasmo salvan todo tipo de obstáculos para ser pequeñas obreras en la gran mies del Reino de Dios y el bien de la sociedad en cada momento histórico que les toca vivir.

El Colegio «Ntra. Sra. del Buen Consejo» en La Laguna abre sus puertas, de la mano de las religiosas, el día 19 de marzo de 1935, festividad de San José. Durante muchos años, además de la enseñanza y educación fue internado. Respondía esta modalidad, a la precaria situación de familias que, por diferentes circunstancias (especialmente económicas), no podían atender a las necesidades tanto materiales como educativas de sus hijos/as.

Los cambios en la sociedad son constantes. La atención y educación de los niños/as está siempre en el centro de las preocupaciones de las religiosas del Colegio. Ya no es prioritario la permanencia de los niños/as en el centro. Se apoya a las familias y disminuye el número de internos y aumenta el alumnado.

Las personas han sido y son para este Colegio lo más importante. Es por eso que los niños/as forman la parte más esencial de la vocación y misión del Proyecto Educativo.

El Colegio “Ntra. Sra. del Buen Consejo” sigue empeñado en la mejora continua, en la superación constante. Y así se ha ido reestructurando y mejorando tanto las instalaciones como las metodologías y todo el quehacer educativo.

Hoy es un Centro moderno con amplias instalaciones, grandes patios al aire libre y un hermoso pabellón deportivo. Posee el sello de Calidad en los Procesos Educativos según la norma ISO 9001. Realiza un gran esfuerzo por dotar de los modernos medios tecnológicos a las nuevas generaciones para que puedan enfrentarse en condiciones óptimas a los retos del Siglo XXI.

Y, lo más importante, los/as profesores/as (mejor educadores/as) y toda la Comunidad Educativa ejerce su labor con la misma perspectiva, ilusión y entrega que en su día tuvo la Madre Teresa Rodón Asencio y las religiosas fundadoras de este Colegio.